Podología Deportiva

publicado en: Sin categoría | 0

La podología deportiva no es más que la unión de nuestros conocimientos podológicos y nuestra afición al deporte. La podología deportiva nos ayuda a, por un lado, tratar problemas típicos como ampollas o traumatismos en la uña, otros no tan típicos como fascitis plantares y dolores musculares; y por otro lado a evitar futuras lesiones tanto musculares (sobrecargas, contracturas), articulares (esguinces,…).
Para todo esto utlizamos todas las armas que dispone nuestra profesión como los soportes plantares, así como otras “prestadas·” de otras profesiones como los vendajes neuromusculares (Kinesiotape), homeopatía,… todas ellas aplicándolas exclusivamente a nuestro ámbito.

UN BUEN GESTO DEPORTIVO EVITA LESIONES

Y una buena pisada? Cuando comenzamos a hacer deporte nos enseñan a chutar el balón en fútbol, a lanzar a canasta en baloncesto o a atacar una valla en atletismo, pero nadie nos enseña a como pisar o como correr. El realizar un gesto deportivo incorrecto puede provocar graves lesiones, tanto musculares como articulares. Por tanto no es descabellado pensar que una forma no adecuada de pisar podría provocar problemas, no sólo por el gesto en sí, sinó también por las repeticiones que realizamos. La forma de pisar o biomecánica puede ser el desencadenante de infinidad de problemas que se producen a la de practicar deporte, tanto como si hablamos a nivel amateur como si hablamos a nivel profesional. Por eso siempre es recomendable realizar una exploración biomecánica, sobre todo si se es propenso a lesiones.

 

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.